Frente a las expresiones de la Sra. Ministra de Educación, los docentes le decimos que las rechazamos en forma rotunda. Es equivocado entender que “bajamos línea” cuando enseñamos sobre nuestra historia, la Revolución de Mayo, la Independencia de nuestra Nación y del continente, sobre Manuel Belgrano, el Gral. San Martín y nuestras Islas Malvinas; contra la violencia doméstica y por la igualdad de géneros, contra el cambio climático y por el cuidado de la naturaleza, en favor de valores como la justicia, la solidaridad,  la tolerancia y la pluralidad  contra la discriminación, la estigmatización, el racismo y el egoísmo.

También le decimos que los docentes sabemos perfectamente que no hacemos las políticas educativas, que las sufrimos. Que padecemos cada día políticas de desinversión educativa, que definen nuestras precarias condiciones salariales y laborales y las políticas de exclusión que condenan a nuestros alumnos a condiciones de vida indignas  y determinan sus trayectorias escolares.

Sepa siempre que los docentes poseemos la humildad, no adjetivamos, no estigmatizamos, ni utilizamos expresiones  peyorativas y  que, como cada día, continuaremos construyendo, contra toda adversidad, puentes de diálogo y  la educación de calidad que  merecen los niños y niñas de nuestra Ciudad.