¿Qué significa ser docente con perspectiva de género?

“Lo personal es político”. Kate Millet.

En la actualidad, la suma de situaciones de vulnerabilidad de nuestras niñas, niños y adolescentes con respecto a la cuestión del género en su perspectiva social; se torna visible y nos lleva a interpelar y a preguntarnos: ¿Qué significa ser educador con perspectiva de género? ¿Cuál es la estrategia que el docente debe asumir?

La perspectiva de género incluye todas aquellas metodologías y prácticas destinadas al “estudio de las construcciones culturales y sociales propias para los hombres y las mujeres, lo que identifica lo femenino y lo masculino”. Busca examinar el impacto del género en las oportunidades de las personas, sus roles sociales y las interacciones que llevan a cabo con otros.

A partir de ello, ¿Qué función debemos asumir, sino la del pedagogo, guía académico y emocional de nuestros educandos? Claramente, la tarea docente trasciende las aulas. Debemos conocer e interpretar los diversos contextos y condicionamientos culturales y sociales.

¿Cómo la cuestión de género puede ser un factor de desigualdad social?, ¿Cuáles son los perjuicios que puede causar en nuestros estudiantes?, ¿Cuáles son las diferentes formas en las que los abusos y las violencias contra la mujer se presentan?

Nuestro principal desafío, como docentes con perspectiva de género,  es primeramente tomar conciencia de que nuestra responsabilidad se extiende más allá de las fronteras de la escuela, y está destinada a generar nuevos paradigmas que modifiquen los dispositivos culturales y sociales que fomentan las condiciones de desigualdad y violencia contra la mujer.